Nuremberg Konzerthaus

Un símbolo para Nuremberg

 

La ampliación del MSH es una oportunidad para  Nuremberg de obtener un espacio de centralidad  un punto de encuentro cultural.
 
 
Icono urbano

 

La NeueKonzerthalle no es una prolongación del MSH sino un edificio con personalidad propia.  Se apuesta por la separación volumétrica, resolviendo la conexión por el subsuelo. 
Con la voluntad de generar una arquitectura atractiva, la Neue konzerthalle crece en altura y se aproxima hacia la esquina. Es un edificio visible desde lo lejos que anuncia la entrada al parque de Luitpoldhain y al centro musical.
Ágora pública

 

Levantar la sala principal permite liberar la planta baja para convertirla en un gran espacio de encuentro social, continuidad del parque.
Este hall se convierte en la entrada principal de todo el conjunto. La comunicación entre la Nueve Koncerthalle y el MSH es un paso subterráneo sutil que convierte los dos edificios en uno solo.
Promenade espiral

 

El ascenso a la sala se produce por unas grandes espirales de ascensión que giran, inundadas de luz natural, entre el paisaje y la sala. La rampa de acceso principal culmina en un mirador a la ciudad que conecta visualmente el nuevo edificio con Nuremberg.
Caja musical
 
La sala de música es el corazón del nuevo edificio.  Tensión entre un núcleo sólido y opaco “suspendido” y la ligereza y transparencia de su carcasa exterior. Tensión entre lo íntimo (relación individuo – música) y lo social (relación entre todos)

 

 

Concurso

2018